Nuevo precio de la energía en Chile: ¿En qué consistieron los cambios a la regulación eléctrica en materia de licitaciones?

Mucho se ha hablado en estos días (video viral de Al Gore incluido), acerca de los sorprendentemente bajos que resultaron los precios de la energía adjudicados en la última licitación para clientes regulados en Chile.  En efecto, el día jueves 2 del presente supimos oficialmente de la existencia de un precio promedio récord para Latinoamérica de usd $32,5 por MWh, adjudicado a proyectos de energía renovable variable (eólica y fotovoltaica).

La baja de precios viene siendo la tónica de las 3 últimas licitaciones de suministro eléctrico para clientes regulados, y se debería comenzar a notar en las cuentas de la luz a partir del año 2021, para ser profundizado el 2024 con esta última licitación.

Además de la baja de los costos de producción de las mencionadas tecnologías, estas subastas se han efectuado sobre una base jurídica distinta a las licitaciones anteriores a 2014, cuyas modificaciones a la LGSE fueron introducidas por la ley 20.805, y que podemos resumir en:

1) Cambio en el rol de la Comisión Nacional de Energía (CNE): de organismo revisor y contralor de las licitaciones, a responsable directo de las mismas (planeamiento, llamado, adjudicación), facultades que antes estaban radicadas en las empresas distribuidoras de electricidad;

2) Aumento en el plazo de antelación de la licitación respecto a la vigencia del contrato (de 3 a 5 años de anticipación) y aumento en plazo máximo de suministro al precio fijado (de 15 a 20 años);

3) Inclusión de normas de flexibilización de imprevistos contractuales, en razón de causales acotadas y debiéndose acudir, en la determinación de la causal, a un consultor externo previamente inscrito en un registro público;

4) Se establecieron con claridad los criterios sobre los cuales se determina el riesgo asociado al llamado “suministro sin contrato” por parte de las empresas distribuidoras, fijándose una regla de contribución, por parte de los generadores del sistema a prorrata a las inyecciones y conforme al precio nudo de corto plazo;

5) Se estableció que en caso de incumplimiento por parte de los adjudicados en relación a la concreción de sus proyectos, o para el caso desajustes en la demanda o cualquier otro evento que pueda impactar en el suministro, licitaciones de corto y cortísimo plazo para cubrir esta situación, y;

6) Secreto en el precio de reserva fijado por la CNE hasta no hacer públicas las ofertas de los participantes.

Ya se está hablando en el mercado que la próxima innovación en materia de regulación de las subastas de energía eléctrica sería el traspasar el riesgo del cumplimiento de la proyección de la demanda a quienes tienen por misión determinar esta  variable en el sistema: las empresas distribuidoras; y no los generadores ofertantes de las licitaciones. Veremos si esta materia será recogida en la próxima agenda del Ministerio de Energía.

Contáctenos

Enviar
Dirección: Apoquindo 7935, Oficina 813, Torre B, Las Condes - Santiago.
Teléfono: + 56 2 2608 2810